Vestimentas - Intelecto Hebreo

Son las:
31/03/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Vestimentas

Etapa Electónica 1
 Vestimentas
 
Por: José Kaminer
 
 
El contraste de la forma de vestir actualmente en el medio judío jasídico ortodoxo es tan especial que merece comentarse, este artículo en si pretende informar para dar a conocer algunos aspectos de su vestimenta.
 
Una de las características más conocidas de las diferentes sectas jasídicas es la forma de vestir particular de sus miembros varones. Durante los días de semana se usan comúnmente sacos largos de colores oscuros (negro y azul marino) y sombreros negros. Algunas sectas usan un sombrero particular conocido como «Biber Hit» plano por arriba y forrado de terciopelo. Durante los servicios religiosos utilizan una cinta negra de seda llamada «gartel». Los días sábado usan sacos negros de seda llamados «Bekishes» y los hombres casados usan sombreros de piel conocidos como «Shtraimel». Una variación de éstos es el «spodik» usado por la secta «Gur». Algunos rabinos jasídicos (Admorim) utilizan el «shtraimel» y el «bekishe» durante la semana, y el sábado utilizan «bekishes» de diferentes colores, o con rayas de terciopelo negro que representan las filacterias. Las sectas provenientes de Jerusalén usan un bekishe blanco con pequeñas rayas verticales.
 
Los varones jasidíes normalmente no se rasuran la barba y dejan crecer largo el pelo a los lados de la cabeza frente a las orejas. El resto del cabello se corta muy pequeño.
 
La vestimenta de las mujeres es modesta de manera similar a la de cualquier denominación judía ortodoxa, aunque en algunos casos, como el de la secta de Satmar es más estricta.
 
Cuando el pueblo judío logró liberarse del yugo de los babilonios gracias a Ciro El Grande rey de Persia y Media emigraron a su reino (en el siglo V a.e.c.) las mujeres judías hicieron suya la costumbre de cubrirse la cabeza con un pañuelo. Al fin y al cabo debían comportarse como lo que predicaban, eran un pueblo elegido y, por tanto, sus mujeres debían de poseer una nobleza evidente. Así, las esposas, madres, hermanas, hijas... empezaron a cubrirse la cabeza cada vez que se dejaban ver en público y, a veces, para llover sobre mojado, incluso se cubrían la cara completa dejando al descubierto un solo ojo.
 
Hubo un momento en que la costumbre se convirtió en ley, empezaron a obligar a sus mujeres a que se cubrieran la cabeza como signo de castidad y vergüenza. Debían de alejarse de esa imagen pérfida de Lilith (cuyo nombre significa mujer de la noche), que en la mitología hebrea simboliza al diablo disfrazado de hermosa mujer de cabello largo y brillante.
 
En la tradición judía no implica humildad o pobreza, al vincularse tan sólo con la castidad, el velo no es incompatible con la ostentosidad y la riqueza, de hecho el velo de la mujer judía simbolizaba también un estado de distinción y lujo, es decir, que añadía dignidad y superioridad a las mujeres que de antemano eran nobles.
 
Hoy en día, las mujeres judías también se cubren el pelo para entrar en las sinagogas y algunas de ellas, como las de las sectas Jasídicas, siguen usando la peluca.
 
En el pasado el hombre judío oraba con su cabeza tocada con el llamado «taled» (aún hoy el Kipa es también señal de sumisión), según el libro Éxodo 24:8, el pacto de fidelidad entre Moisés y sus fieles se selló con sangre: «Entonces Moisés tomó la sangre y roció sobre el pueblo, y dijo: He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas».
 
En la tradición judía, la cabeza cubierta (tanto en el varón como en la mujer) indica recato, la reverencia y santidad del matrimonio, así como la pertenencia a una vertiente religiosa.
 
Jerusalén es la ciudad de los sombreros. A través de los sombreros y las otras formas de cubrirse la cabeza se pueden conocer los diferentes grupos de la ciudad. La mayor parte de los sombreros que usan los ultra ortodoxos en Jerusalén son más de 30 clases diferentes, entre los que se destaca el modelo ancho y chato apodado “sombrero Supper”, muy difundido entre los habitantes más antiguos de Jerusalén o entre los ultra ortodoxos pertenecientes a sectores jasídicos de la ciudad.
 
Hoy en día, muy pocos de los que lucen el “sombrero Supper” conocen su origen, pero se enorgullecen de ostentarlo a modo de declaración: «Somos jerosolimitanos, hijos de jerosolimitanos desde hace muchas generaciones».
 
Los lituanos se distinguen por el kneich (pliegue) en la parte superior del sombrero. Los jasidim de Belz y los de Vizhnitz usan el mismo sombrero de terciopelo negro rodeado por una cinta con un moño, pero en el caso de los jasidim de Belz, el moño está a la izquierda, mientras que los jasidim de Vizhnitz lo usan a la derecha.
 
Además del sombrero jerosolimitano, existe también el «uniforme jerosolimitano»: un caftán (una especie de túnica a rayas) sobre la que se viste la djuba (un abrigo marrón de mangas anchas). ¿De dónde provienen?
 

Regreso al contenido | Regreso al menu principal