Un Testimonio más... - Intelecto Hebreo

Son las:
03/05/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Un Testimonio más...

Etapa Electónica 1
 Un Testimonio más...
 
 
Por: Ruth Cisneros
 
 
La lista de judíos que han cambiado al mundo es inmensa, en proporción a la población de otros: Moisés, nuestro patriarca, legislador, político y poeta, Jesús fundador del cristianismo, Marx socialismo científico, Freud psicoanálisis, Einstein teoría de la relatividad, etc., aquí un personaje más:
 
 
Cristóbal Colón Fehacientemente:
 
Un converso.- Tomado del diario de Yosef Ben Halevy Haiva, conocido como Luis de Torres, escrito en la Isabela, nuevo mundo (hoy Cuba), treinta y un años después que Cristóbal Colón descubre las Indias en América, a la edad de 71 años: "como yo dominaba varios idiomas, entre ellos hebreo, fui invitado a acompañar a Cristóbal Colón como intérprete en su viaje. Él pensaba que cuando hubiésemos alcanzado China podía localizar a los exiliados judíos de las diez tribus perdidas. Las tres carabelas, la Santa María, La Pinta y la Niña navegaron hasta un viernes en la tarde, dos horas después de mediodía, que en el calendario judío era Hosanna Raba, 21 de Tishrei del año 5253. Navegamos todo septiembre, celebramos Rosh Hashaná y Kipur, en la víspera canté el Kol Nidré, voces de la Pinta y la Niña se juntaron a mí en oración. Cuando terminé el Kol Nidré, Colón me llamó: ¿No es la paloma uno de los símbolos del pueblo judío? -preguntó, el nombre de mi familia, Colombo, quiere decir paloma... no estamos navegando en este barco en vano... en el mismo día que los judíos fueron expulsados de España, ese mismo día se me dio oportunidad para ir en la búsqueda de nuevas tierras, cruzando este oscuro y terrible océano" Luis de Torres continúa: Me di cuenta a los pocos días, que delgadas ramas con hojas ovaladas flotaban cerca de nuestros barcos, eran de sauce y así pudimos cumplir con la Mitzvá de Hosanna Raba. Pasamos toda esa noche recitando Tehilín con Rodrigo de Triana a la luz de la luna. Desembarcamos en la isla de Guanahani que Colón bautizó San Salvador y tomamos posesión de esas tierras para Castilla y Aragón.
 
Si bien es cierto que el pueblo judío ha sufrido a través de los siglos más que ningún otro pueblo en la historia, el JUDAÍSMO se mueve a través del tiempo como un río continuo, con una corriente derivada de una inmensa interacción de destinos y dinámicas entre todos los pueblos, heredando la sabiduría de su andar por el mundo, así vemos que en épocas de tranquilidad, desarrollo y prosperidad siguen otras de muchas dificultades, peligros, y amenazas de exterminio, pero curiosamente estas épocas turbulentas son las que han llevado a las semillas de lo judío y todo su potencial y riqueza, hasta bien lejos, como si en los tiempos de relativa paz el alma judía estilizada, madura y se concentra entonces para luego comenzar de nuevo a moverse, llevándose consigo una fuerza indestructible y fecundadora.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal