Sangre judía - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sangre judía

Etapa Electónica 1

Sangre judía


Por: Alfredo y Mirele Bistre

Muchos pensarán que las ideas de clasificación y ordenamiento racial son nuevas, inventadas por los nazis y llevadas a su máxima expresión durante la Shoá, aniquilando a todas aquellas sub-razas o razas inferiores que ponían en peligro la pureza de la supremacía aria.
La España de los siglos XIV y XV vio en la religión importante aglutinador social para lograr la unificación de los reinos de la Península Ibérica. Muchos judíos por convicción o por conveniencia prefirieron no seguir siendo minoría, convirtiéndose, a veces forzadamente, otras por conveniencia al catolicismo.
Para hacer una diferencia de los recién conversos, se les empezó a llamar cristianos nuevos, marcando claramente el abolengo de aquellos que ya por generaciones eran cristianos viejos. Los recién conversos eran vistos con recelo, tanto por sus excorreligionarios, como por los de su nueva religión; eran llamados judaizantes, porque se sospechaba que quizá seguían practicando su judaísmo en secreto, es decir, seguían judaizando. (1)
Los conversos judíos así como los conversos musulmanes, también eran llamados marranos, que deriva según algunos etimólogos del árabe muharran que significa vedado, prohibido, refiriéndose al cerdo que tanto para musulmanes como judíos está prohibido su consumo. (2) Otras opiniones consideran que marrano viene del hebreo mar anus (converso, amargado o señor converso).
Hacia el año 1492, la decisión de expulsar tanto a moros como a judíos que no habían querido bautizarse y adoptar la fe católica, también pretendía que los judíos no contaminaran a los recién convertidos. (3) Esto al parecer no sólo tiene connotaciones religiosas sino también raciales, ya que se pensaba que la religión mosaica se transmite de padres a hijos como las enfermedades hereditarias. (4)
En los momentos más duros del anti judaísmo inquisitorial, se generó un próspero negocio de certificados de pureza de sangre. (5) En la Nueva España, hubo que redefinir las clases sociales de acuerdo a la cantidad de sangre española, encontrándonos con una exhaustiva clasificación de lo que se conoció aquí en el México Colonial, como las castas:
Mezcla de: Español con Indio = Mestizo; Español con Negro = Mulato; Español con Castizo = Español; Español con Albino = Tomatrás; Mestizo con Indio = Coyte; Indio con Mulato = Mulato oscuro; Chino con Indio = Cambujo; Español con Mestizo = Castizo; Español con Mulato = Morisco; Español con Morisco = Albino; Español con Tomatrás = Tente en el aire; Coyote con Indio = Chamizo; Indio con Negro = Lobo.
Se describen 53 nombres para todas las combinaciones raciales (6) en las que no aparece la mezcla con judío, porque legalmente estaba prohibida su entrada a las colonias españolas, aunque sabemos que muchos a manera de seguir practicando su judaísmo, decidieron emigrar a estas tierras pensando que la Inquisición no llegaría o que sería menos represora.
El espacio que históricamente estaba más bien marcado por cuestiones religiosas, se fue sofisticando hasta tratar de darle tintes científicos, es por ello que el discurso de razas superiores e inferiores, se construye en el Siglo XIX con el ímpetu de elevar a la categoría de «ciencia», todo, hasta el odio.
En las leyes de Nürenberg de 1935, se desprecia por primera vez de manera legal a aquellos que aunque no fueran practicantes, descendieran de abuelos judíos.
A manera de conclusión, ¿la discriminación racial moderna es un producto evolucionado de la intolerancia hacia el que vemos como inferior o es solamente una invención de nuestro sofisticado mundo tecnológico?

(1)Julio Caro Baroja. Los judíos en la España moderna y contemporánea. P. 128
(2)Peré Bonín. Sangre judía. P. 151
(3) Se estima que 400,000 judíos salieron de España.
 (4)Ronín Op.cit p. 150
(5)Ibid p. 353
 (6)La pintura de castas No. 8 en Artes de México. P. 79


Regreso al contenido | Regreso al menu principal