Rosenfeld, Secretario de Salud Bajo Mao Zedong - Intelecto Hebreo

Son las:
31/03/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Rosenfeld, Secretario de Salud Bajo Mao Zedong

Etapa Electónica 1
Rosenfeld, Secretario de Salud Bajo Mao Zedong
Por: Zvi Avigdor, New York, E.U.
Se han cumplido 55 años de la muerte de un personaje famoso en el lejano oriente, pero desconocido en el mundo occidental. Se trata del doctor Rosenfeld alias General Luo como se le conoce en China. Como veremos, este médico se destacó por sus servicios profesionales en ese país, tanto en el ejército como con pacientes civiles, y su brillantez y dedicación lograron que se le nombrara Ministro de Salud del gobierno asiático mencionado.
Jakob Rosenfeld (1902-1952) nació en la ciudad austrohúngara de Lemberg (hoy Lviv, Ucrania) y fue hijo de un oficial judío del ejército imperial. Se graduó de médico en la Universidad de Viena e hizo estudios de posgrado en ginecología. Abrió un consultorio particular en esa ciudad y lo único que aspiraba en esa época, según contó después, era "tener una vida cómoda donde pudiera frecuentar la ópera después de mi práctica médica".
Pero al incorporarse Austria al régimen Nazi en 1938 (el Anschluss), Jakob es arrestado junto con cientos de correligionarios judíos y mandado al campo de concentración de Dachau. De allí es transferido al campo de concentración de Buchenwald, pero un año después, afortunadamente y gracias a la intervención de ciertas personalidades influyentes por él conocidas, es liberado con la condición de que abandone el Reich en menos de dos semanas. El obtener visa para un judío austríaco era casi imposible y la única posibilidad de inmigración sin visa en el mundo (partiendo de Austria) era a China. Así, se embarca a Shangai. Muy pronto la colonia judía de ese puerto contaría con 30,000 refugiados europeos judíos (llegaría a llamarse "La Pequeña Viena") y Rosenfeld abre allí un consultorio.
En ese tiempo, el ejército japonés ocupaba China y Jakob era testigo de las brutalidades cometidas contra la población civil. Estas le afectan en gran manera, principalmente debido a sus propias experiencias bajo el fascismo alemán. Por otro lado, escucha en su nueva ciudad la demagogia de los representantes de la organización Komintern (abreviatura de "Comunista Internacional", organización soviética con fines de diseminar la revolución proletaria en todo el mundo) la que promete una sociedad igualitaria. Decide brindar su apoyo a la causa comunista y se une al Nuevo Cuarto Ejército de Mao Zedong en 1941. Posteriormente tomó filas en el Ejército de Octava Ruta y finalmente en el Ejército de Liberación Popular del Noreste, ambos también parte del Ejército Rojo.
Como voluntario extranjero, el Dr. Rosenfeld es mandado al frente de las batallas y sus acciones profesionales se volvieron legendarias, operando incansablemente a los heridos de guerra "sin más que la luz de una linterna". Sus consejos en lo referente a higiene de las tropas, fueron altamente efectivos y creó clínicas de campo para el beneficio de las poblaciones por las que pasaba. Asimismo dio instrucción médica a decenas de médicos chinos con respecto a nociones de medicina moderna occidental. Diseñó sistemas de salud pública, atendió cientos de partos y trabajó largas horas bajo fuego enemigo. Fue muy querido por sus actos humanos, por su inmensa dedicación y por el sacrificio con el que atendió a sus pacientes, soldados y campesinos. Su apodo en el Ejército Rojo fue "El Buda Salvador".
Rosenfeld subió rápidamente de rango hasta llegar a ser nombrado General. Llamado "General Luo", se tornó médico de cabecera de la élite del Comité Central del Partido Comunista Chino. Fue hermano de armas y amigo íntimo de Liu Shaogi y Chen Yi quienes se volverían Presidente y Ministro de Relaciones Exteriores de China respectivamente. A pesar de conocer a Mao, tuvo diferencias con respecto a su persona e ideas y jamás entabló cercanía con él.
Al caer el régimen nazi en 1945, Jakob contempla la posibilidad de regresar a Viena y rehacer allí su vida. Sin embargo, decide quedarse en China y continuar con sus funciones. Para entonces el ejército comunista lograba ya grandes alcances y Mao forma un gobierno, eligiendo a Jakob, en 1947, Secretario de Salud. Rosenfeld participó en la marcha triunfal a Beijing en 1949, año en que se fundó la República Popular China y ahora satisfecho de sus contribuciones, se despide de sus camaradas y vuelve a Viena ese mismo año.
A su regreso a Austria encuentra su ciudad "devastada y con antisemitismo aún muy profundo". Igualmente escribe en su diario que "no podría adaptarme más a esta ciudad", especialmente después de averiguar que su familia entera había sido exterminada.
Así, decide regresar a China en 1950. Pero en aquel tiempo las leyes comunistas habían cambiado, siendo la inmigración de extranjeros vista ahora con sospecha, más porque la guerra en Corea estaba en pleno desarrollo. No se le permite la entrada y Rosenfeld decide entonces emigrar a Israel. "Es aquí donde la energía socialista de igualdad es verdaderamente existente" dijo en Tierra Santa poco antes de su fallecimiento, dos años después, de insuficiencia cardíaca a la edad de 49 años.
Después de su muerte, sus servicios a la causa china fueron ampliamente reconocidos por ese gobierno. En la provincia China de Shandong fue erigida, en el año de 1992, una estatua con su efigie y en una ceremonia en su honor en Viena en el año de 2006, el embajador de China en Austria Lu Yonghua dijo: "Jakob Rosenfeld fue un gran héroe y humanista, admirado y adorado por el ejército y la población, por haber salvado miles de vidas. China le debe reverencia y tributo perpetuos".
China ha nombrado un hospital en su honor y el Museo Nacional en Beijing contiene una exposición permanente acerca de su vida, de 800 metros cuadrados, inaugurado por el presidente actual Hu Jintao. Su tumba es hoy lugar de peregrinaje para delegaciones Chinas que visitan Israel.
Jakob Rosenfeld, alias "General Luo", alias "Buda Salvador"; en forma insólita se amparó del holocausto para convertirse en héroe de la revolución China, logrando así un hecho casi imposible también: el ser escogido ministro por un gobierno cuya raza y cultura eran totalmente ajenas a la suya.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal