Recordando a Gilberto Bosques - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Recordando a Gilberto Bosques

Etapa Electónica 1
Recordando a Gilberto Bosques
Un justo mexicano durante la guerra
 
Por: Peter Katz
 
Algunos refugiados judíos se introducían ilegalmente a España, país neutral lo cual era todavía posible durante 1939-1940, con la ayuda de un pollero, al que se le pagaba lo que pedía, con tal de ingresar a España por las montañas de los escarpados pirineos. España era país de Franco y de Guerra Civil, algunos refugiados habían combatido en las Brigadas Internacionales y tenían miedo de que alguien los pudiera reconocer y apresar.
Otros eran simplemente militantes de partidos políticos europeos, no judíos que habían logrado llegar hasta aquí ilegalmente. El cerco se cerraba, la situación para los judíos era cada vez más peligrosa, cada vez se veían más agentes de la GESTAPO, en civil en la zona libre francesa algunos alemanes en uniforme que venían con cualquier pretexto a inspeccionar. Atravesaban la línea de demarcación, con el beneplácito de las guardias fronterizas francesas, siguiendo instrucciones giradas por el Primer Ministro, Pierre Laval, estos dejaban pasar. Alemania era la potencia dominante en Europa.
Mi padre estaba en Clermond Ferrand, en Provence, ¿Por qué escogió esta preciosa aldea? No lo sé. Seguramente porque consiguió una habitación allí, con alguien que conocía. Se quedó en París hasta el 26 de junio de 1940, Francia ya había capitulado. La zona libre, la Francia de Vichy estaba demarcada. El Mariscal Petain firmó el acuerdo en Campiegnes. Por ironía de la historia y por órdenes de Hitler, la firma del acuerdo fue en el mismo vagón de ferrocarril, en el que los alemanes firmaron su capitulación ante los aliados en 1918.
Mi papá salió de Viena, después de la Kristalnacht, en noviembre de 1938, con otros dos amigos, judíos vieneses y los tres lograron atravesar las líneas alemanas y lograron penetrar en territorio francés libre. La policía francesa, la Sureté, era la encargada de la seguridad nacional, tenía a los judíos refugiados en la mira. Sabía de todos sus movimientos. Sobre todo aquellos que caían bajo la definición de etrangers, extranjeros. Ser de alguna filiación política, de izquierda era peor.

Inicialmente toleraban a los judíos franceses, ya naturalizados franceses antes de 1920. Esta fecha la pusieron arbitrariamente, porque fue antes de la inmigración masiva de judíos polacos a Francia. Pero había otros problemas como ejemplo el joven Alain Goldberg, había nacido en Mulhouse, Alsacia en 1926 y escapó a la zona de Francia de Vichy. Tenía un Carte d' Identite de su ciudad natal, que ahora se llama Muelhausen, ya que fue anexada a Alemania en 1940. Además este territorio, a pesar de haber sido Francia entre 1919 y 1940, ahora Goldberg era un etranger. Además con su apellido típicamente judío no cotizaba por francés.
Para los refugiados políticos, atrapados en la zona de Vichy estaba Gilberto Bosques, era el Cónsul de México en Marsella, (llegar hasta Marsella y poder conseguir una cita con el cónsul, significaba la salvación), era el único Representante Mexicano estacionado en un país no ocupado por los alemanes en esta parte de Europa.
Este consulado lo mantenía México, por razones humanitarias, puesto que la Francia de la Liberté, Egalité y Fraternité ya no existía. En aquella época únicamente salían barcos para Veracruz desde Lisboa y algunos puertos españoles hasta la Habana. México había roto relaciones con España, a raíz de la victoria de Francisco Franco y de los nacionalistas en la Guerra Civil.
Gilberto Bosques Saldivar, recibió instrucciones en 1941 de ayudar a refugiados políticos que trataban salir de Europa, para salvar su vida. Eran instrucciones personales del General Lázaro Cárdenas giradas por oficios de la SRE en México. El Secretario de Relaciones Exteriores en aquella época era Isidro Fabela, un leal amigo del Presidente Cárdenas. Humanista, él también, preocupado por la situación internacional, fue el Arquitecto de la Política pro Republicana durante la Guerra Civil Española. De la Solidaridad con el pueblo español.
La HAPAG, propiedad del armador naviero judío Oskar Ballin hasta 1937, cuyos barcos iban de Hamburgo hasta la Guayra, Habana y Veracruz. Este fue el recorrido, del trágico St. Louis, que tuvo que regresar con su carga humana a Hamburgo, porque ni los cubanos, ni los norteamericanos quienes se escondían bajo la perfidia de que la cuota para la entrada de judíos alemanes estaba agotada. Esto con pleno conocimiento de Franklin Delano Roosevelt. Corría la primavera de 1939. La Segunda Guerra Mundial, no tardaría en comenzar.
En México, Bronia Maizel de Sigal, Directora del Museo del Holocausto en Acapulco 70, están reuniendo todas las pruebas necesarias para nombrar a Gilberto Bosques Saldivar, Justo como muchas personas gentiles ayudaron a judíos a escapar de una muerte segura, durante el Holocausto. Bosques, tendrá su lugar en el Camino de los Justos en un parque en Jerusalem, muy visitado por personas de todo el mundo. Es un reconocimiento, tardío, pero no por eso menos meritorio, de su actividad durante la guerra.

Este proceso de investigación lleva normalmente varios años, localizan y se interrogan testigos, se acumulan papeles de la época. No es tan distinto este proceso a la de un candidato a ser designado Santo de la Iglesia Católica.
La campaña trasatlántica Española con Sede en Bilbao, era la única línea europea que prestaba servicio regular a México desde España. En 1939, perdida la Guerra Civil Española, asumido el poder por los nacionalistas, los falangistas. México rompió relaciones diplomáticas con la España de Franco. Los barcos que normalmente traían refugiados a México, ya no podían llegar a Veracruz, llegaban solamente hasta la Habana. Este rompimiento duró hasta la muerte de Franco en 1975.
Cuando a mí me tocó emigrar a México en 1946, sólo pude llegar con El Marqués de Comillas, hasta la Habana. Todavía no se habían reanudado las relaciones diplomáticas con España.
En aquella época tuve la oportunidad de conocer a Kurt Berci, Walter Gruen, él donó su colección de pinturas de Remedios Varo, al Museo de Arte Moderno, Leo Katz, padre de Friedrich Katz, Paul Westheim, crítico de arte, Ruth Deutsch, Lenka Rainerova, Kurt Stavenhagen, Louise y Karl Robitschek, Roberthujv Kolb, Brigitte Alexander, madre de Susana Alexander, Mariana Frenk West heim, madre del Secretario de Salud Bruno Schwebel Frenk, inmigrantes judíos que recibieron asilo en México.
El papá de Gaby, sobre la que el Director Mexicano Luis Mandoki hiciera más tarde una película.

Siempre recordaremos a Gilberto Bosques Saldivar, gran mexicano, quien desde la Embajada Mexicana en Marseilles, en tiempos muy difíciles para todos, ayudó a otros seres humanos.
El Consulado prácticamente estaba en Territorio hostil, constantemente hostigada por la Sureté y los alemanes, ayudó a gente desesperada y necesitada, a los que los alemanes cazaban como a animales, refugiados políticos, perseguidos por sus creencias religiosas, enemigos políticos de regímenes totalitarios. 

Gilberto Bosques fue un sensible ser humano 
y un gran mexicano.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal