Radicalización de Palestinos e Israelíes - Intelecto Hebreo

Son las:
31/03/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Radicalización de Palestinos e Israelíes

Etapa Electónica 1

Radicalización de Palestinos e Israelíes

Por: León Opalín

Previo al término de nueve meses que se fijaron los negociadores de Israel y los palestinos como el lapso de conclusión de las pláticas entre ambas partes, 29 de abril del 2014 y cuyo objetivo final era el reconocimiento de un Estado Palestino, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) empezó a endurecer sus demandas a los israelíes; además, de parte de la población de Cisjordania (Samaria y Judea) y de Jerusalén Este incrementó los actos de violencia contra los colonos judíos asentados en esas áreas y contra las Fuerzas Armadas de Israel.

Los palestinos, entre otras exigencias a Israel, han dicho que en el Estado palestino que se establecería no se permitirá que los israelíes que actualmente viven en la Margen Occidental "permanezcan allí bajo un gobierno Palestino"; por el contrario, Danny Danon, viceministro de Defensa de Israel, señaló "que no abandonaremos a los colonos tras las líneas enemigas"; en este sentido, el analista Daniel Pipes considera que el trauma y lo inútil de la retirada unilateral de 8,000 israelíes de la Franja de Gaza ordenada por el primer ministro Ariel Sharon en el 2005, indican que para el gobierno de Israel resulta imperativo fijar el principio inviolable de que nunca mas volverá a retirar a sus ciudadanos del territorio y que la experiencia de Gaza haría mas peligroso repetir el proceso con la población de la Margen Occidental. Es importante tener presente que a su muerte Sharon ha sido evaluado como un héroe en Israel y reconocido en el mundo como un político pragmático; no obstante, los árabes lo calificaron de criminal, sobre todo por que bajó su mando en la invasión de Israel a Líbano en 1982 para exterminar a la Organización para la Liberación de Palestina, permitió que las milicias libanesas masacraran a la población de refugiados de los campamentos palestinos de Sabra y Shatila.

Por otra parte, el clérigo Raedal Danna, un Imán de la Mezquita de Alqsa, eregida en el recinto en el que la antigüedad se encontraba el Templo de Jerusalén, instó a los ejércitos árabes que han firmado tratados de Paz con Israel a que destruyan a este último para permitir que los palestinos regresen a la Tierra. Asimismo, la población árabe de Cisjordania y Jerusalén Este han aumentado el hostigamiento a los colonos israelíes en estas áreas; también han provocado mañosamente a los jóvenes soldados israelíes para firmarlos a fin de que sean castigados por su propio Ejército, y para afectar su moral. Ante la indefensión de los soldados en los roces y enfrentamientos con los palestinos, se registró la "primera revuelta digital" en el Ejército de Israel, una especie de intifada sin violencia extrema, empero, que pudiera escalarse en la realidad y terminar con una fuerte represión a los palestinos. Varios legisladores israelíes han solicitado que el gobierno "acabe con la política de contención y rendición ante las agresiones".

En Israel el ministro de Economía y líder de la ultraderecha, Naftali Bennet, ha pedido al gobierno que para terminar el conflicto palestino israelí anexe más de la mitad de Cisjordania ocupada; Bennet que representa los intereses de los colonos judíos, rechaza la solución de la creación de dos estados: uno judío y otro palestino. De acuerdo a Bennet, Israel debe apropiarse del área C de Cisjordania, bajo control israelí total. El 62.0% de Cisjordania es zona C y es la única con continuidad territorial; rodea y fragmenta las zonas A y B que hace difícil que en estas se pueda constituir un Estado palestino. Las zonas fueron delimitadas durante los acuerdos de Paz de Oslo de 1993 como una transición a la creación de un Estado Palestino. La idea de Bennet es ofrecer a todos los palestinos que viven en la zona C ciudadanía plena; a la A se le otorgaría plena soberanía Palestina y en la B mixta.

Salvo Jerusalén Este, Cisjordania no ha sido anexada formalmente por Israel y de acuerdo al Derecho Internacional, no pertenece de Jure a ningún Estado al renunciar Jordania a su soberanía en 1948. Al no existir soberanía previa, Israel lo considera un territorio disputado y no un régimen de ocupación como lo afirma la comunidad internacional, la ANP que gobierna en Cisjordania y Hamas que gobierna en Gaza. En 1950 la denominación de Cisjordania se extendió como un concepto político y permitió diferenciarla de Transjordania, es decir, la actual Jordania. Nunca existió un Estado Palestino y ningún otro país hizo de Jerusalén su Capital; de 1948 a 1967 no hubo control israelí en Cisjordania y los palestinos no crearon ni pidieron su Estado en ese territorio.

La Zona C básicamente incluye el desierto de Judea, el Valle del Jordán y los principales bloques de colonias judías donde viven 350,000 israelíes y 70,000 palestinos. Resulta una paradoja la existencia permanente de conflictos entre israelíes y palestinos, el 85.0% de estos últimos genéticamente tienen origen judío, ya que después de la destrucción de el Templo de Jerusalén en el año 70 DC los judíos del área fueron obligados a convertirse al Islam.

Israel no solo tiene que superar la situación de guerra no declarada con los palestinos de Cisjordania, también enfrenta la amenaza de 170,000 cohetes y misiles de grupos de terroristas que "han optado por mover el campo de batalla de los espacios abiertos a las zonas urbanas; el enemigo se oculta entre ciudades y pueblos". Tan solo el Ejército de Hesbolla concentrado principalmente en Líbano cuenta con más de 100,000 cohetes. Igualmente Irán abastece constantemente de misiles avanzados a Hamas en Gaza; el reciente decomiso de misiles iraníes demuestra las intenciones aviesas de Irán, ante lo cual "solo se escuchan condenas aisladas y débiles contra esa teocracia".



Regreso al contenido | Regreso al menu principal