Nunca volverá a ver un plátano... - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Nunca volverá a ver un plátano...

Etapa Electónica 1
Nunca volverá a ver un plátano de la misma manera otra vez.
 Por: Bertha Hoffman
 Nutrición y vida diaria
Los plátanos contienen tres azúcares naturales (sacarosa, fructosa y glucosa) y fibra proporcionan en un momento las substancias necesarias para dar energía al organismo.
Las investigaciones han demostrado que sólo dos plátanos proporcionan suficiente energía para un ejercicio extenuante de 90 minutos. No es de extrañar que el plátano es el número uno de los frutos con los que cuentan los mejores atletas del mundo.
Pero la energía no es la única forma de que un plátano nos ayude a mantenernos en forma. Puede ayudar a superar o prevenir un buen número de enfermedades y condiciones debilitantes, por lo que sería importante añadirlo a nuestra dieta diaria.
Reduce la depresión: Según una encuesta reciente realizada por MIND (MENTE) entre personas que sufren de depresión, muchos sintieron un buen alivio después de comer un plátano. Esto se debe a que los plátanos contienen triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo convierte en serotonina, conocida por su efecto relajante, mejorando con ello su estado de ánimo y, en general, un sentimiento de felicidad. El componente de vitamina B6, que regula los niveles de glucosa en la sangre, afecta beneficiosamente el estado de ánimo.
Anemia: Alta en hierro, los plátanos pueden estimular la producción de hemoglobina en la sangre, ayudando a disminuir la anemia.
Presión Arterial: La combinación perfecta de su altísimo contenido de potasio y bajo de sal, esta fruta tropical es perfecta para combatir la presión arterial. Tanto es así, que la administración de frutas y medicamentos de los EE.UU. (FDA) permitió recientemente a la industria bananera incluir oficialmente en las tablas de ingredientes alimenticios del plátano, la capacidad que tiene para reducir los riesgos de la hipertensión y ataques cerebrovasculares.
Poder cerebral: A doscientos estudiantes en Twickenham (Midedlesex, Reino Unido) se les dio de comer durante sus exámenes plátanos en el desayuno, en el descanso y en el almuerzo, para intentar aumentar su poder cerebral. Las investigaciones demostraron que el contenido de potasio en la fruta pudo ayudar a que el aprendizaje de los alumnos fuera más eficiente.
Estreñimiento: Un alto contenido de fibra en la dieta diaria, entre ellos los plátanos, puede ayudar a restaurar a su normalidad la acción intestinal, ayudando a superar el problema sin recurrir a laxantes.
Acidez: En caso de acidez estomacal, pruebe comer un plátano como alivio o calmante.
Entre comidas: Ingiriendo un plátano entre las comidas, ayudará a mantener los niveles de azúcar en la sangre, dando un estímulo a su energía.
Picadura de mosquitos: Pruebe frotar la zona afectada con el interior de la cascara del plátano. Para muchas personas el resultado es asombroso al ver la reducción de hinchazón e irritación.
Nervios: Los plátanos tienen un alto contenido de vitaminas del complejo B que ayudan a calmar el sistema nervioso.
Obesidad y el trabajo: En el Instituto de Psicología de Austria se observó que cuando en el trabajo hay presión, ésto conduce a engullir alimentos como chocolates, papas fritas, o galletas. Al observar a 5000 pacientes de los hospitales, los investigadores encontraron que la mayoría de los obesos tenían más probabilidades de tener alta la presión en sus puestos de trabajo.
El informe concluye que, para evitar esa necesidad de comer algo, inducido especialmente por lo atractivo de los paquetes, un plátano podría controlar el nivel de azúcares en la sangre y disminuir los deseos de ingerir alimentos altos en carbohidratos (como los nombrados antes), y mantener éstos en sus niveles normales.
Úlceras: El plátano se utiliza como alimento dietético contra trastornos intestinales debido a su tierna textura y suavidad. Es la única fruta cruda que puede ser consumida sin peligro hasta en los casos crónicos, según algunos centros de investigación. También pudiera neutralizar el exceso de acidez y reducir la irritación de la mucosa del revestimiento del estómago.
Control de temperatura: Muchas culturas ingieren plátanos como un bálsamo para bajar la temperatura tanto la física, así como la temperatura emocional de las mujeres embarazadas. En Tailandia, por ejemplo, las mujeres embarazadas comen plátanos para garantizar que su bebé nazca con una temperatura fresca.
Para dejar de fumar: Los plátanos también pueden ayudar a las personas que intentan dejar de fumar. Las vitaminas B6 y B12 que contienen, así como el potasio y magnesio que se encuentran en ellos, ayudan al cuerpo a recuperarse de los efectos de la nicotina, siempre y cuando el fumador tenga la convicción firme de dejar de fumar.
Mitigador del estrés: El potasio es un mineral vital, lo que ayuda a normalizar los latidos del corazón, envía oxígeno al cerebro y regula el agua en el cuerpo. Cuando uno tiene estrés el organismo puede desequilibrarse, hay necesidad de líquidos y con unos bocadillos de plátano que contiene potasio, el cual balancea el agua en nuestro cuerpo, se ayuda a mitigar el desajuste orgánico.
Golpes: De acuerdo a la investigación en The New England Journal of Medicine, comer plátanos como parte de una dieta regular pudiera reducir el riesgo de muerte por impactos de golpes hasta en un 40%.
Removedor de astillas: Para aquellas astillas de madera difíciles de remover, en lugar de tratar de sacarlas con pinzas y aguja, tome un pequeño trozo de piel de plátano, lo suficientemente grande como para cubrir en su totalidad las astillas (con la cascara exterior hacia adentro, la parte amarilla), sujetando con cinta adhesiva o una venda y encima cinta adhesiva de manera que esté perfectamente cubierta, y dejándolo durante toda la noche. El plátano y sus enzimas trabajarán en la incisión, disolviendo y sellando la herida durante la noche. A la mañana, cuando se notará que la astilla ha desaparecido o está fuera. (Reportes de investigadores naturistas).
Conclusión: Por lo tanto, un plátano es realmente un remedio natural para muchos males. Cuando se compara con una manzana, tiene cuatro veces más de proteínas, dos veces más de hidratos de carbono, tres veces más de fósforo, cinco veces más de hierro, y dos veces más de vitaminas y minerales. Y además y sobre todo, es rico en potasio y uno de los mejores valores hablando de los alimentos.
Pudiéramos decir que "¿un plátano al día mantiene al doctor lejos? No lo sé, pero si bien vale la pena tener todo esto en cuenta y probar: Daño no va a hacer en casi todos los casos.
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal