Los nuevos rollos del Mar Muerto - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los nuevos rollos del Mar Muerto

Etapa Electónica 1
Los nuevos rollos del Mar Muerto
 
 
Por: Peter Katz
 
 
Todos hemos leído sobre el investigador, arqueólogo, soldado y jefe de Estado Mayor Yigael Yadin Z/L. Para la juventud israelí, es un héroe, siempre recordado.
 
Se han descubierto muchos sitios arqueológicos que nos permiten enunciar correctamente nuestra historia. Son vestigios venerados, rescatados del olvido.
 
Actualmente otro investigador, el Profesor Lawrence Schiffman, del Departamento de Estudios Judaicos de la Universidad de New York, curador del Museo de Israel, trabaja arduamente, para descifrar nuevos hallazgos que vienen a complementar los Rollos del Mar Muerto. Cuya posesión, debemos a la iniciativa de su padre Lev Sukeinik. Ahora están exhibidos en el Museo Nacional de Israel, en un prominente lugar, "The Shrine of the Book”. Son accesibles a todo el mundo que los quiera ver o leer. Es un tesoro nacional.
 
El Museo sigue comprando Sotto Voce, cuando están a la venta. Hace poco se recuperó en esta forma en Zurich un nuevo tramo de .90 centímetros de textos que tienen dos mil años de antigüedad. Del cuidado y de la preservación de estos se ocupa, Ada Yardeni, experta en paleografía aramea.
 
¿Por qué son importantes estos textos? Porque, hasta hace poco, no contábamos con manuscritos de esta época. Es decir hace 3,000 años. Se trata de manuscritos, que describen eventos que ocurrieron, que quedaron Jutz Le Tanaj, es decir, no fueron incluidos en el relato histórico de nuestro pueblo. La mayoría de estos textos, algunos sobre tablillas de piedra, se han encontrado en Qumran, cerca de Jordania, en cuevas muy cercanas a Jericó, en el desierto de Judea.
 
Probablemente fueron escondidos por una secta de celibatos, los Esenios, conscientes de la importancia de legar estos testimonios, a las futuras generaciones.
 
Estos hallazgos que se siguen encontrando son interesantes, porque coinciden con la época de los primeros cristianos, quienes eran judíos, y con la época del Segundo Templo, el Beit Hamikdash, que fue destruido por los romanos en el año 70 de nuestra era. Coinciden con la "Época Rabínica", de la que teníamos pocas evidencias históricas. Gracias a esta previsión, estamos todavía aquí.
 
Rabí Akiva y Rabí Yojanan Ben Zakai en Yavne, son los que prepararon el equipaje y "todo lo necesario" para los refugiados, nuestros antepasados que tuvieron que abandonar Eretz Israel, su tierra ancestral. Expulsados por los romanos. El "Equipaje" constaba de pertenencias personales, lo que podían llevar consigo, una Tora enrollada, escrita sobre pergamino como la que usamos ahora, protegida con un manto.
 
Cada grupo que iba a la Diáspora, un destino totalmente desconocido. Recibía un rabino, para que los acompañara al exilio. Para que observaran la Halajá y supieran cuando rezar Shajrit, Minja y Musaf. Como cuidar el Shabat, comportarse de acuerdo a nuestras tradiciones. Con Tzedek y Rajmonot justicia y compasión, Le Dor Ve Dor. Todo fue gracias a la clara visión de Rabí Akiva y Yojanan Ben Zakai.
 
Las embarcaciones de los refugiados zarpaban hacia puertos del Mediterráneo, otros iban directamente a Roma, donde estaba asentada una comunidad judía de más de cien mil habitantes. La comunidad más numerosa del mundo en aquel entonces.
 
Si miramos nuestra historia en retrospectiva se trataba de que Judea quedara "Judenrein" libre de judíos. Eretz Israel fue convertido en una provincia Romana.
 
Nadie se imaginaba lo que iba a suceder, dos mil años más tarde en Europa. Las limpiezas étnicas se practican desde que existe el ser humano. Los Derechos Humanos, apenas aparecieron como algo digno de respetar, en el siglo XX. La razón es la intolerancia, es decir la falta de respeto de unos a otros. Desde luego aceptamos que nosotros también pertenecemos a la especie humana. No somos Santos, somos en momentos débiles como los demás.
 
Los Rollos del Mar Muerto, las tablillas en piedra, con inscripciones en arameo sobrevivieron el Jurban y muchas otras catástrofes. Hoy están en el Museo Nacional de Israel.
 
Nosotros regresamos a nuestra tierra. Ya no es provincia romana, es el Estado de Israel. Para nosotros siempre fue Eretz Israel, la Tierra Prometida. Se estableció el Estado, en lo que quedaba de la época bíblica. A todo el que quiera visitar la Tierra de nuestros antepasados para ver y conocer a la Jerusalem de Oro. Allí están exhibidos los vestigios históricos rescatados de las cuevas del desierto cerca del Mar Muerto en las que fueron escondidas por los Esenios. "Am Israel Jai" el pueblo de Israel vive y sigue presente.
 
Esperando el Tikum Olam, un mundo perfeccionado donde el que el León se sentara al lado de la Oveja y habrá Shalom, Paz. Con Mashiaj Ben David o sin Mashiaj, con o sin la aprobación del mundo exterior.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal