Libelos de sangre - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Libelos de sangre

Etapa Electónica 1
Libelos de sangre
 
Por: Mirele y Alfredo Bistre
 
Una de las acusaciones más abominables a la que se han visto sujetos los judíos a lo largo de su historia, es la de crimen ritual. La primera vez que se insinúa de ello es en el siglo I e.c. con el helenista Apión, gran promotor de agitaciones contra la comunidad judía de Alejandría. Aunque fue juzgado por algunos como un charlatán, sus palabras tuvieron un importante eco: «Los principios del judaísmo obligan a odiar al resto de la humanidad. Una vez por año toman un no-judío, lo asesinan y prueban sus entrañas, jurándose durante la comida que odiarán a la nación de la que provenía la víctima». (I)
Existen varias versiones de cuándo tuvo lugar el primer asesinato ritual; si en Wuerzburg, Alemania en 1147 o en Norwich, Inglaterra en 1144, donde se dice: «que los judíos compraron al niño mártir William, y lo torturaron como a Nuestro Señor y que además, durante el Viernes Santo lo colgaron en la cruz».
A partir de esa época empieza a difundirse el mito de que los judíos tienen un precepto muy antiguo, «el de estar obligados a derramar sangre cristiana en honor a Dios, además esta sangre es un buen remedio para curar la herida de la circuncisión». (2)
Un relato antisemita decía que: «todos los judíos padecían hemorroides desde el día en que denunciaron a Jesús ante Poncio Pilatos, y que según los sabios, el remedio que los curaría sería solo mediante "la sangre de Cristo", entonces que ellos interpretaron literalmente el consejo; para obtener la sangre necesaria para preparar el pan curativo de la Pascua, cada año tenían que matar a un sustituto de Cristo».
Todas estas imputaciones sin sentido, aunadas al fervor de las cruzadas, provocaron masacres en comunidades como la misma Norwich y York.(3) Uno de los casos más sonados fue el de Simón de Trento, el Jueves Santo de 1475 el niño Simón -de dos años- desapareció y al poco tiempo su cadáver fue encontrado al lado de la casa del jefe de la comunidad judía, con lo que los "sospechosos" fueron torturados hasta que "confesaran"; los que aceptaron convertirse al cristianismo fueron estrangulados, los demás fueron quemados en la hoguera. Todos los judíos fueron expulsados de Trento y el niño fue beatificado como San Simón de Trento. En 1965 el Vaticano revocó la beatificación (4).
En 1840 tuvo lugar el famoso "crimen ritual de Damasco", un monje capuchino desapareció y sus hermanos difundieron el rumor que había sido asesinado por judíos en uno de sus rituales religiosos. Este caso trascendió de tal manera, que hubo presiones por parte de Inglaterra y Austria de que había que investigar la verdadera razón del crimen perpetrado. El cónsul francés trató de explotar el asunto, con la intención de consolidar la influencia de su país en la zona, a raíz de las conquistas del soberano egipcio Mohamed Alí.
Dos judíos acusados sin razón mueren torturados y aunque el resto de los sospechosos fue liberado, nunca fueron públicamente absueltos de su “culpabilidad”. Una delegación judía conformada por el filántropo Moisés Montefiore y el abogado Adolph Cremieux, fue a Egipto con la intención de que se aclararan las acusaciones. Dos cosas importantes se habían puesto de manifiesto: la primera, la igualdad proclamada por Francia, quedaba sólo en teoría; la segunda, que la opinión judía de Europa estaba dispuesta a debatir internacionalmente por los derechos de sus correligionarios que se vieran afectados en cualquier parte del mundo (5).
El último caso que tuvo lugar ya en el siglo XX fue el de Beilis. Aunque en Rusia se habían dominado los pogroms, había un grupo que mantenía encendida la antorcha del antisemitismo. En 1911 se reunió una conferencia de asociaciones de nobles y se propuso que había que limpiar a Rusia de judíos; además se discutió la cuestión de que los judíos necesitaban sangre cristiana para la observancia de la religión. Poco después de esta reunión, Mendel Beilis fue acusado en Kiev de matar a un niño cristiano para la celebración de actos rituales. Afortunadamente se absolvió al "culpable" por falta de pruebas (6)
En todos los casos de blut bilibulim (crímenes rituales) que pudimos encontrar se presentaron siempre patrones recurrentes (7):
-Aparición del cadáver (generalmente de un niño) de un cristiano en tiempos de Pascua.
-Detención y tortura de líderes o rabinos de las comunidades.
-Expulsión de la comunidad, tormentos para parte de ella o aniquilamiento. (8)
La niñez y la Pascua son elementos que tienen mucho en común, asocian la pureza y el martirio de Jesús, al que se crucificó. Nuestras mentes del siglo XXI, no pueden dar crédito a que la gente creyó que los judíos hacían esas barbaridades, pero debemos comprender que una mentira repetida muchas veces, se convierte en verdad, y sobre todo en "la verdad" de quiénes quisieron explotar a como diera lugar "la infamia judía".
Hay versiones actuales de que en los países islámicos, se siguen difundiendo este tipo de mitos y que el actual presidente de Siria es uno de ellos.
Ojalá que el mundo de hoy quiera sinceramente construirse sobre "la verdad" y que se deje de "chupacabras" y demás tonterías para desviar la atención del pueblo.
 
 
1.- PEREDN1K, Gustavo. La Judeofobia p.44
2.- Ibid p .100
   MESSAD1E, Gerald Historia del antisemitismo p. 149
3.- JOHNSOS, Paul La Historia de los judíos p. 216
4.- PEREDNIK Op. Cit p. 101-102
5.- SASSON H.Ben (Coord) Historia del pueblo judío T3 p.p. 1005-6 6.- Ibid p.1053
7.- WIESENTHAL, Simón. El libro de la memoria judía.
1191 Bray Francia p. 80
1221 Erfurt Alemania p.144
1235 Bischofsheim Alemania p.39
1244 Pforzheim Alemania p.153
1255 Lincoln Inglaterra p.206
1267 Pforzheim Alemania p. 172
1281 Mayence Alemania p. 143
1287 Kim Alemania p. 230
1288  Bonn Alemania p.140
1301 Renchen Alemania p.274
1343 Wachenheim Alemania p. 106
Germershheim  Alemania p. 112
1480 Venecia Italia p. 160
1670 Metz Francia P.49
8.- PEREDN1K Op. Cit p.99
Regreso al contenido | Regreso al menu principal