Las llaves de nuestra casa P III - Copiar - Intelecto Hebreo

Son las:
31/03/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Las llaves de nuestra casa P III - Copiar

Condensados

El Gobierno de Adriano

Por: Emma Siano.

Tercera Parte

Hacia el año 117 de la nueva era, Adriano ascendió al trono retirando a Quieto de su cargo, cuando precisamente estaba a punto de ejecutar a los hermanos Simón y Shemiah, originarios de Alejandría quienes participaron activamente en la anterior revuelta contra los romanos. El manifestaba una seria aversión por la guerra, por lo que accedió a la petición del pueblo hebreo de reconstruir el Templo Sagrado, para lo cual se comenzaron a reunir fondos. Pero los cristianos se opusieron pues según ellos, esto invalidaría su fe en el carácter expiatorio de Jesús, razón por la que se había destruido el Templo en un principio.
El tiempo pasaba y Adriano no cumplía su promesa, por lo que los hebreos decidieron levantarse en armas, siendo Rabí Josué (Yehoshua Ben Janania), quien apaciguó a la población. A su muerte le sucedió un hombre sabio y gentil, Rabí Akiba, quien se convirtió en jefe religioso de la comunidad hebrea. En ese tiempo también surgió, el gran guerrero Bar Kojba. Rabí Akiba al conocerlo le dijo:
Sois tal como me lo imaginaba fuerte y valiente, como todo guerrero, pero poseéis una fuerza muy especial proveniente del cielo, de una estrella para ser preciso.

No os entiendo, gran sabio...
El versículo bíblico dice: "Saldrá la estrella (Cojab) de Jacob", ello significa que la fuerza para derrotar a los enemigos vendrá del cielo, de la luz de una estrella, misma que con su espada devolverá el esplendor perdido a la ciudad conquistada y erigirá de nuevo el Templo Sagrado, por el que nuestros corazones han sufrido desde entonces; así que vuestro nombre desde ahora será Bar Kojba.

NOTAS DE LA REDACCIÓN


Yehoshua Ben Janania (S. I y II) tanaíta de la segunda generación y dirigente judío. Fue discípulo de Yojanán Ben Zakai y también se dedicó a esmísticos. Mientras que Eliezer Ben Hircano representó la tendencia de la escuela de Shamai, Yehoshua encabezaba la facción hilelita.
Era uno de los pocos jueces que dominaban idiomas extraños y buen orador, también era enemigo de las tendencias rebeldes y trató de mantener relaciones pacíficas entre roy judíos. Poco tiempo después de su muerte, estalló la rebelión de Bar Kojba.

Bar Kojba (Bar Koziba) héroe de la insurreción judía contra el emperador romano Adriano (132-135e.c). Surgió como jefe de la tercera revoluón contra los romanos y su personalidad está llena de leyendas.
Llegó a contar con un ejército de medio millón de hombres y en menos de un año, logró conquistar más de 50 ciudades y plazas. Su centro de operaciones fue l la fortaleza Betar, laque cayó después de un año de sitio (135), muriendo él en el combate.
Según Dión Casio, las bajas entre los judíos llegaron a 580 mil personas en tres años y medio de guerra. Los judíos habían visto en Bar Kojba a un verdadero mesías, al morir pensaban en una ruina definitiva de su nación.

Janania Ben Teradion.-Tanaíta y mártir, de la tercera generación (s. II e.c). Fundó una academia importante y sió enseñando pese a las prode las autoridades romanas. Al morir en la hogueenvuelto en un rollo de la Tora y en presencia de su hija y discípulos, comentó: "Veo que el pergamino se quema pero las letras suben a las alturas".

MISHNA.- Repetición, estudio, enseñanza. Tradiciones legales reunidas de la ley oral y constila base del Talmud, inenseñanzas de sabios de las épocas antiguas.
GUEMARA.- Literalmente fin. Palabra aramea, que denota la segunda parte suplementaria del Talmud, que proporciona un comentario detallado de la priparte, o Mishná. Este cuerpo de discusión y explicaón se elaboró en el curso del período que se extiende durante los años 200-500 de la era común.


Meir (Baal Hanes), nombre que se da generalmente al tanaíta del siglo ¡I, cuyo nombre verdadero era acaso Measha, aunque el Talmud palestino no lo conoce. Meir, o su equivalente arameo Nehorai, significa el que ilustra y es un apodo honorífico de ese personaje, uno de los más ilustres de la época talmúdica. Perfeccionó el sistema exegético de Rabí Akiba; sus sentencias breves y tersas fueron consideradas como ejemplo de buen estilo halájico y sirvieron de base a la Mishná de Judá Ilanasí. Se le cita más de 300 veces en esa obra, y Rabí Yojanán declaró que si una Mishná es anónima puede atribuirse a Rabí Meir. Meir dijo que un pagano que estudia la Tora y cumple con sus preceptos, vale tanto como un sumo sacerdote.

Yehudall (Nesia).-Niede Yehuda ilanasí y semitanaíta (del s. 111). La palaNesia, equivale en arameo al hebreo Nasí (príncipe) Dirigió la academia Séforis. Fue uno de los últimos cuya autoridad en materia religiosa y ritual se respetó incluso en el extranjero. Después de su muerte, el patriarcado perdió mucho de su prestigio.

Domiciano que había accedido al trono en 81, como sucesor de Tilo, es asesinado por un sicario en Roma. De inel Senado designa a Nerva nueva emperador. Domiciano inició la creación del Limes germánico y dirigió una dura expedición de castigo contra el reino de los dados; la misma suerte corrieen Africa los mauritanos y los nasamones de Tripolitania. Domiciano muere víctima de una conspiración palaciega en la que tomó parte activa su propia esposa.

Yojanán Bar Napaja (hijo del herrero) amoraíta pade la segunda generaón (de 200 hasta 279 ó 289). Creador de la base del Talmud palestino.
Casi todos los amoraítas palestinos de la tercera generación y los mayores de la cuarta, fueron sus discípulos; el más notable Shimón  Ben Lakish. Yojanán dominaba la Halajá y tenía espíritu sistemático, estareglas en la materia. Sus enseñanzas se encuentran en ambos ¡almudes. El fue el autor de la célebre frase talmúdica: "Un erudito, aunque de nacimiento ilegítimo (mamzer) tiene precedencia como sumo sacerdote ignorante.

Constantino El Grande (312). Las fuerzas de ConstanEl Grande aplastan al ejército del usurpador Majencio en la batalla de Milvio en Roma y aunque no cuenta aún con un nombramiento oficial, se convierte en el verdadero emperador.
Al parecer, una visión de la cruz antes de la batalla, induce al jefe triunfante a conal cristianismo. Constantino establece el dogma político de que el emperador, representante de cristo, es señor del Estado y de la Iglesia.
Constantino I, El Gran(313) y su co-emperador Licinio, promulgan el edicto de Milán, que proclama la libertad de conciencia y deroga la antireligión oficial del imperio. En Nicomédia (337) cuando se aprestaba a iniciar una campaña militar contra los persas, muere Constantino, emperador desde 306.

TALMUD.- Literalmente aprendizaje, estudio. Cuerpo oficial de la Ley y Tradición judía. Básicamente, el Talmud implica la enseñanza de la Mishná (es decir la ley oral esy codificada alrededor del año 200 e.c.) y la repetición o suplemento del mismo en la Guemará (es decir los comensobre el canon de la Mishná transcrito durante los siglos III y VI e.c.)

Antonio Pío, hijo adoptivo de Adriano, es aclamado como nuevo emperador de Roma, poco después de verificada la muerte de su predecesor y protector. El reinado de Antonio Pío, fue una época en que el imperio romano, asentadas sus estructuras políticas y socioeconómicas, gozó de paz y prosperidad. Muere en Lorium en 161.

Juliano el Apóstata.- En la decisiva batalla de Argentoratum(Estrasburgo), el general Juliano, que había ganado su título de César en las Galios (otorgado por su primo Constancio 1!) derrota a los atamanes. Un año después completa su victoria con el sometimiento de los francos salios y camavos en Toxandria. En 361 llega al trono del imperio. Durante su mandato, intentó convertir la doctrina neoplatónica (210) en la nueva religión oficial. Muere en 361 al recibir heridas mortales durante los combates contra los sasánidas en Maranga (Irán), a orillas del Tigris.

Teodosio I El Grande.- A quien el emperador romano occidental Graciano, había proclamado emperador después de la muerte de Valente en 379, ordena a todos los pueblos sometidos a su soberanía, que adopten la creencia en la trinidad cristiana, tal y como había sido sancionado por el Concilio de Nicea. En 381 se inaugura en Constantinopia el II concilio ecuménico convocado por Teodosio El Grande. En sus resoluciones se reafirmó la condena contra el arrianismo y reconoció los derechos del patriarca de Constantino. Esto provocó la creación de la iglesia ortodoxa (212). Murió en Milán y fue el último emperador que reconstruyó bajo su mando la unidad del imperio romano.

¡ Así sea! - exclamó el guerrero- dadme ahora vuestra bendición pues debo partir cuanto antes a una misión.
¡Que el Todopoderoso os acompañe siempre y en vuestra espada deposite la luz de vuestra estrella, que traerá nuevas victorias para el pueblo de Israel!
Partió pues Bar Kojba en busca de sus adeptos e inició la guerra contra el enemigo, misma que se prolongó por tres años (132-134); mientras Adriano angustiado, en vio a su mejor general Julio Severo, para que sofocara la nueva rebelión.
Al arribar a Judea Julio Severo, quedó asombrado de la proporción que la rebelión había tomado y decidió extender al máximo sus líneas de ataque, cortar víveres y caer sobre los destacamentos aislados de israelitas para exterminarlos.
La táctica dio resultados, pues dedicados los judíos a la guerra, habían olvidado proveerse de víveres ya que casi nadie se dedicaba al cultivo. Así pues, las 50 fortalezas hebreas fueron cayendo poco a poco en manos romanas, entre ellas Betar, en la que se encontraba Bar Kojba y su ejército al sur de Cesárea; pero Bar Kojba no se rendía tan fácilmente, tardando el enemigo un año completo para su captura.
Según los datos que la historia proporciona, las provisiones se fueron agotando y se cree que Bar Kojba murió finalmente a manos de los romanos, en una matanza espantosa. Casio, historiador griego nos relata:
Más de medio millón de almas perecieron de manera violenta. El ejército romano bien aprovisionado atacaba sin descanso, mientras los hebreos debilitados no cejaban en la lucha... el resto de ellos murió en incendios o de hambre... Aquellos que alcanzaron a huir, se refugiaban en cuevas, mientras que los cautivos (principalmente mujeres y niños), fueron llevados a los mercados de Jebrón y Gaza para ser vendidos como esclavos... Aquellos que habían logrado salvarse milagrosamente de tan terrible tragedia, escaparon hacia Arabia y la región del Eufrates.
Judea estaba vencida y Adriano quiso desarraigar a los pocos sobrevivientes de sus creencias, por lo que mandó a Tinnus Rufus para ejercer la acción. Rufus quien era considerado un cruel gobernante, mandó limpiar los restos del lugar donde antiguamente había estado el Templo (durante el 9 día del mes de Av) considerándose esa fecha hasta nuestros días, como día de luto y dolor.

La historia relata que Adriano mandó edificar ahí mismo, una colonia de soldados fenicios y sirios, con mercados y edificios públiincluyó una estatua del dios Júpiter Capitolino, llenando la ciudad de efigies grieromanas y fenicias, nombrando la nueva ciudad Aelia Capítolina, para perpetuar su pro- pió nombre: Adriano (Aelius) y el de Júpiter (Capitolino).
A quienes se consagraban al estudio de la Ley hebrea y habían permanecido en Judea, se les imponían severos castigos, por lo que se congregaban en secreto para cumplir con sus preceptos aún a costa de sus vidas; pero a quienes se sorprendía llevando consigo las filacterias, se les despedazaba el cráneo sin piedad alguna. Así pues, los espías romanos andaban por doquier al acecho de cualquier persona que desobedeciera las crueles órdenes impuestas por Rufus y se atreviera a practicar la religión hebrea.
Entre los tanaítas, o maestros, había algunos que abogaban por la sumisión como Rabí Yosef Ben Kisma; pero había quienes opinalo contrario, entre ellos Rabí Akiba, quien fue encarcelado y torturado espantosamente. Mas antes de morir logró reunir a sus discípulos para comunicarles la palabra de Dios diciendo:
"Mis queridos y fieles hermanos, recordad que al Todopodele agradan las buenas acciones, del mismo modo como en antaño el Templo Sagrado unía a todos los hebreos hijos de Israel, así debe uniros ahora la fe y las prácticas señaladas por ésta; que el temor a Dios sea en vosotros el más potente" - y diciendo esto expiró.
Mientras tanto las crueles matanzas y penurias del pueblo de Israel continuaban, Rabí Janania Ben Teradion continuó sus enseñanmas al desobedecer el decreto romano de prohibición, fue queen la hoguera. A Rabí Hutzpit, intérprete de la Ley de Moisés, le fue amputada la lengua y arrojada a los perros. Rabí Judá Ben Baba, temiendo que las enseñanzas se perdieran por falta de tradición oral, juntó a siete discípulos y les concedió el título de maestros; pero desafortunadamente fue descubierto y muerto a manos de los romanos quienes lo atravesaron con sus lanzas, quedando su cadáver destrosobre el pavimento sin sepultura alguna (el dar sepultura a un cadáver israelita estaba penado con la muerte), pero para los hebreos ello representaba un deber sagrado, cumpliendo con ese deber por la noche y a escondidas.
Por ese tiempo un hombre piadoso (se desconoce su nombre), creó el libro de Torbit, en el que se menciona como absolutamente necesario y obligatorio, dar sepultura a los muertos, aunque fuera en forma secreta.
Así la conocida historia del sitio de Masada y el gran valor de Bar Kojba y el pueblo hebreo, había quedado escrito con letras de sangre dentro de los anales de la historia para siempre. Sin embargo, a pesar del lastimoso estado en que se encontraban, a la muerte de Adriano (3 años después de la caída de Betar y la muerte de Bar Kojba), Antonio Pío fue nombrado su sucesor. Judá hijo de Shamuá, le imploró que los hebreos fueran tratados con benevolencia y el 18 de Adar del año 139, fueron al fin abolidos los decretos de Adriano.
Este último indujo a los fugitivos a regresar a su patria, entre ellos algunos discípulos de Rabí Akiba; como Rabí Meir, Rabí Judá Ben Ilai, Rabí Josué Ben Jalafta, Rabí Yojanán y Rabí Ben Yojai. Se estableció entonces en Ushá (Galilea) un Sanhedrín, que presidió el hijo de Rabbán Gamaliel (llamado Rabbán Gamaliel II), estableun colegio que albergó a los estudiosos sobrevivientes de aquella época.


Nuevos Líderes

A la muerte de Rabí Yojanán Ben Zacai, lo sucedió Rabbán Gamaliel II, hijo de Simón último presidente del Sanhedrín en Jerusalem antes de la destrucción (quien había perecido durante la misma), pero afortunadamente Rabí Yojanán llevó a su hijo, logrando escapar y educándolo por varios años en Yavne. Lo preparó precisamente para que algún día fuera su sucesor, por lo que a la muerte de su querido maestro, Gamaliel asumió la presidencia del Sanhedrín, distinguiéndose como excelente maestro y hábil jefe, pues además de sus profundos conocimientos hebraicos, conocía a fondo el latín y el griego, indispensables para sus relaciones con los procuradores romanos y demás funcionarios.
Para entonces (81-96) Domiciano, hermano de Tito, fungía como prefecto en Judea, siendo para la mala suerte de los hebreos, un hombre déspota y cruel. En esa época también surgieron grandes maestros como Rabí Meir; quien se dedicó a continuar la obra de Rabí Akiba, en lo que respecta a la Halajá, completando dicho código iniciado por su maestro y redactando así mismo la Mishná. Otro gran maestro de esos días fue Rabí Simón Ben Yojai; quien dirigía una escuela en Galilea, además de haber permanecido escondido en una cueva para salvarse de las sangrientas persecuciones romanas. Du13 años escribió su libro Zohar, que es la base de la Cabalá
Mientras tanto Rabbán Gamaliel II, reuniéndose con sus discípropuso:
El Sanhedrín es ahora la cabeza del pueblo hebreo, por lo tanto declaro que para poner fin a las disidencias entre los doctores de la Ley, el Sanhedrín como autoridad máxima determinará en cada caso por mayoría de votos, la interpretación de la Ley que fuere más acertada.
En aquel instante el Tanaí Ben Hicarno se opuso rotundamen
Deseo hacer de vuestro conocimiento mi sentir, pues no estoy de acuerdo con vosotros.querido amigo, debemos de tomar ciertas determinaciones que ayuden al pueblo de Israel a acatar una sola ley, de lo contrario sólo provocaréis confusión y ello podría llevarnos a la desunión, que en estos momentos no sería nada conveniente.
¡Cierto! - clamaron sus allegados - Rabbán Gamaliel tiene razón.
Dentro del Sanhedrín había varios que tampoco estaban de acuerdo con Gamaliel II y así se lo hicieron saber. Así que surgió dentro del Sanhedrín un partido hostil al Nasí (Presidente), desigcomo presidente al joven tanaíta Eleazar Ben Azariá, mientras Rabbán Gamaliel II quedó como simple miembro.
Aunque más tarde los miembros del Sanhedrín se dieron cuenta de que Gamaliel II tenía la razón, le reinstalaron en su antiguo cargo, con el fin de acabar con las discrepancias religiosas y Ben Azariá quedó como su auxiliar. Entonces Rabbán Gamaliel II, moó el orden y contenido de las preses cotidianas, implantando las 18 bendiciones, creando una oración que ruega
por el bienestar de todo hebreo y por la restauración de Jerusalem. También logró que los israelitas dispersos, conociesen las fechas exactas de las festividades por medio de emisarios que se enviaban a las comunidades distantes.
Domiciano que odiaba a los hebreos (debido a que varios romanos habían abrazado los preceptos de la Ley de Moisés), no estaba nada contento con ello, pues durante su época Aquiles (un griego proveniente de Asia Menor), fue gran amigo de los tanaítas y especialmente de Rabbán Gamaliel, que bajo su dirección realizó una versión literal de la Biblia.
Después de estos grandes logros muere Rabbán Gamaliel II, sucediéndolo Rabí Judá II, quien desempeñó el puesto por espacio de 50 años (hasta el año 286), gracias a que Alejandro Severo, quien sucedió en el cargo al cruel Domiciano estimaba a los israelitas. En esos días el Sanhedrín se transladó a la ciudad de Seforá en Tiberiades, donde se llevó a cabo la clausura de la Mishná.

Entre los amoraitas (intérpretes) se encontraban Yojanán Bar Napja y Resch Lakish, quienes analizaron las leyes recogidas por la Mishná.
Hacia el año 280, las escuelas establecidas en Judea decayeron, mientras los emperadores romanos continuaban siendo paganos, persiguiendo a los cristianos hasta el año 313, en que Constantino el Grande promulgó un edicto en Milán que dictaminaba "tolerancia" para las religiones existentes. Pero poco después bajo la influencia del clero cristiano, los romanos se adhirieron al cristianismo, y persia los hebreos de nueva cuenta.
En el año 325 Constantino de Nicea, convocó a un concilio ecuménico donde se lomaron medidas para que el judaísmo y el cristianismo tomaran sendas distintas, por ejemplo: la celebración de la Pascua católica fue cambiada de fecha, mientras que a los judíos se les prohibió terminantemente convertir a paganos o cristianos al judaísmo; así como celebrar matrimonios mixtos. A los hebreos además se les impusieron altos tributos, comenzando las dificultades dentro de las escuelas de tanaím, por lo que varios sabios abandonaron el país para dirigirse a Babilonia; algunos se rebelaron, neutralizánde inmediato el general romano Ursicinus, debilitándose toía más lo que quedaba del Sanhedrín.
El sobrino de Constancio, Juliano (a quien los cristianos apodaron apóstata) al subir al trono de Roma decidió restaurar el imperio, e impuso para ello el antiguo paganismo. No oprimió a los cristianos, ni permitió que éstos hiciesen lo mismo con otros credos, restaurando los derechos de los hebreos y comunicándoles a estos últimos, que reconstruiría Jerusalem.
Hilel II (el Patriarca), se emocionó profundamente, mas al comenzar dicha reconstrucción, una llamarada salió de entre las  excavaciones quemando a varios trabajadores; el accidente fue intercomo mala señal y el proyecto no se llevó a cabo. Al correr el tiempo Juliano muerto en una batalla contra los persas, la esperanza de reconstruir la ciudad sagrada quedó hecha cenizas.
Los emperadores que sucedieron a Juliano adoptaron el crishostigando las demás religiones (al grado de quemar tempaganos y sinagogas), sólo el emperador Teodosio El Grande (395), salía en defensa de los hebreos, pero a su muerte se desmembró el imperio en dos partes: Bizancio con Constantinopla como capital y Roma en Italia, quedando los emperadores de ambas bajo la influencia de los obispos, al grado de que el emperador Teodosio III (408-450) prohibió a los israelitas edificar nuevas sinagogas, ocupar puestos oficiales y emplear servidumbre cristiana, principiando la llamada gran dispersión del pueblo judío.
El último líder de la dinastía fue Gamaliel VI, al cual Teodosio nombró prefecto de los hebreos, cargo que le fue retirado cuando el emperador se enteró de que había autorizado la construcción de nuevas sinagogas, dando fin a la influencia de los viejos patriarcas (guías espirituales) después de 300 años de existencia; pasando el título de Nasí (Presidente), al obispo de Jerusalem, representante de la iglesia católica.
Los amoraítas rescataron todas las Halajot y explicaciones de la Mishná, para que éstas no se perdieran. Dichas recopilaciones fueron agregadas después a la Mishná, con el título de "Guemará de Jerusalem" siendo que la Mishná y la Guemará al juntarse, después recibieron el nombre de Talmud (enseñanza), conocido más tarde como El Talmud de Jerusalem, abarcando toda esta época.
Los amoraítas no sólo llevaron consigo estos conocimientos tan importantes para la continuidad del judaísmo, sino que llevaron también, en forma simbólica, Las Llaves de sus Templos y Hogares a Babilonia y lo más importante, "Las Llaves del Saber" de un pueblo perseguido, el que florecería más tarde en tierras extrañas, comenzanotra etapa extraordinaria de su historia.

Continuará...



Regreso al contenido | Regreso al menu principal