Las fotografías de Kalmen Landau - Intelecto Hebreo

Son las:
29/05/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Las fotografías de Kalmen Landau

Etapa Electónica 1
Las fotografías de Kalmen Landau
Por: Bill Landau
La primera memoria que tengo de mi padre es una fotografía donde aparece con León Trotzky pocos meses antes que éste fuera asesinado.
Es curioso, a Kalmen lo conocí más en fotografías, como líder comunitario y dirigente sionista, que lo que me contaba de sí mismo. Recuerdo muchas noches después de que terminara de escribir su columna «Komentarn» para el entonces periódico «Di Shtime» que me leía lo que había escrito, muchos más temas de actualidad sionista que de otros temas. Su pregunta era sempiterna: ¿Si no entiendes alguna palabra en idish me la preguntas?
En general su temática era de agudeza extraordinaria cuando no tenía que escribir del fallecimiento de algún amigo que en los últimos años ocurría frecuentemente y mi papá se iba quedando solo perdiendo a su generación.
Había una foto en que Kalmen se encuentra del otro lado del escritorio de David Ben Gurión en 1952. Casi podía oír el diálogo que sostuvieron recién creado el Estado de Israel. Ben Gurión invitó a mi padre a quedarse en Israel como diputado del entonces partido laborista MAPAI, la oferta fue declinada ya que Kalmen sostenía una férrea lealtad con su hermano mayor Jacobo, quien había salvado a todos los Landau del Holocausto ya que había llegado a México en 1924 y había traído a toda su familia, inclusive a Kalmen que para 1936 había concluido sus estudios como Ingeniero Químico en Francia.
Esa entrañable lealtad la tuvo con los periódicos donde escribió o fundó. Existe una fotografía con el editor del primer periódico semanal en idish en México. Rosenberg conoció a Kalmen en Francia y lo invitó para que antes de llegar a México escribiera para su periódico «Der Weg» (El Camino)
Otra fotografía aparece con Moishe Rubinstein el Director del periódico «Di Shtime» en donde mi papá escribió hasta sus últimos años su columna «Komentarn».
Kalmen fue siempre un hombre de izquierda sionista, ya en los albores de su juventud en Lituania perteneció al movimiento juvenil «Hashomer Hatzair». Existe una foto de una excursión del movimiento en alguna campiña lituana.
Cuando Kalmen desembarcó del «Mexique» encontré una fotografía donde lucía un periódico en idish bajo el brazo para poder ser reconocido por su hermano Jacobo, a quien no había visto en doce años.
Fotos y más fotos.
En Poza Rica el año de la expropiación petrolera, dándose un mano a mano político con Lombardo Toledano en el Teatro de los electricistas, argumentando en pro de la creación de un Estado judío. Existe otra con el Primer Ministro David Ben Gurión.
Kalmen llegó a ser Presidente en México de Poalei Zion la contraparte en la Diáspora del MAPAI Israelí y su periódico «Dos Wort» (La palabra).
Una instantánea como creador del Colegio Israelita de México (circa 1938).
Miembro fundador del «Rat», el primer Consejo Directivo, que con Shimshon Feldman se fundó en México. Kalmen, mi padre fue su primer Vicepresidente. Todas esas fotos existen en la realidad y mi memoria.
Kalmen era un activista, periodista, visionario de una generación que ya desapareció y a la que debemos tanto todos. Aprendí de él y discutí mucho con él. No era fácil ser su hijo en los campos intelectuales. Tenía mucho más intelecto y experiencia que yo, y sin embargo aprendí tanto de él.
Aún conservo cuando tenía yo cuatro o cinco años y caminábamos por el entonces San Juan de Letrán, hoy eje Lázaro Cárdenas. ¿A dónde íbamos? Seguramente a encontrarnos con algún amigo del partido o a un café donde pudiera escribir su próximo artículo.
Existen muchas otras fotografías de carácter familiar de Kalmen pero esas serán reservadas para la intimidad familiar.
Muchas veces al yo escribir un artículo o crear la temática de la revista que actualmente dirijo en la kehilá, me encuentro dialogando con Kalmen, muchas veces de acuerdo y no pocas en desacuerdo. Era un líder nato, periodista agudo y profundo, un gigante difícil de alcanzar. Me doy cuenta a estas alturas de la vida que tanto yo, como mi hijo Yoni en Israel somos en muchos aspectos lo que somos, por lo que nos vimos reflejados en las fotografías de Kalmen.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal