La carta de Moussali - Intelecto Hebreo

Son las:
31/03/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La carta de Moussali

Etapa Electónica 1
 La carta de Moussali
 
Por: André Moussali
 
En los años 70 's participé en una conferencia multitudinaria de B'nai Brith en la ciudad de Nueva Orleans, fue algo memorable, ya que dicha organización contaba con 500 mil miembros en el mundo (Estados Unidos, Europa, América Latina, etc).

 
Actualmente, parecería, que la B'nai Brith ha sido superada en sus objetivos y funciones. Ahora, la institución que se ha erigido como portavoz del Pueblo Judío en Estados Unidos y la más influyente, es la AIPAC (American-Israel Public Affairs Comittee).

 
Esta organización, en su XXV conferencia, llevada a cabo a principios del año en curso, contó con 6 mil 500 personas, con diversas mesas de trabajo. La más popular, patrocinada por Michael Oren (nominado un día antes como Embajador de Israel en Estados Unidos).

 
Desde luego AIPAC ha presentado un gran desarrollo en las últimas décadas. Es la única institución constituida oficialmente como una entidad de cabildeo a fin de crear una sólida relación entre Estados Unidos e Israel. AIPAC ha crecido de tal suerte que, de acuerdo a su estratega Dan Fleshler, su membresía está alrededor de 100 mil miembros y con reservas de 100 millones de dólares y nuevas instalaciones, donde opera con un presupuesto anual de entre 40 y 60 millones de dólares anuales.

 
La fuerza que irradia esta organización es tal que más de la mitad de los miembros del senado norteamericano asiste o participa en las conferencias.

 
Como lo había hecho anteriormente, la Conferencia en Nuevo Orleans, contó con la asistencia de líderes tanto de Estados Unidos como de Israel. Uno de ellos fue el Vice-Presidente Joe Biden y el líder republicano Newt Gingrich, al igual que el Presidente de Israel Shimon Pérez y la líder de la oposición Zipi Linvi y, en videoconferencia, se hizo presente el Primer Ministro Benjamín Netanyahu. Este año el lema de la conferencia fue Lo Importante son las Relaciones entre Estados Unidos e Israel y entre los judíos entre sí.

 
Los dos gobiernos son liderados por autoridades recientemente electas, en sus respectivos países. La última vez que esto sucedió fue cuando el Presidente Bush entró en enero del 2001, seguido por el Primer Ministro Ariel Sharon. En parte, debido a los atentados terroristas de Septiembre 2001, ambos líderes se identificaron plenamente.

 
De igual manera, en 1993, sucedió algo similar una década antes, cuando el Presidente Bill Cliton y el Primer Ministro Isaac Rabin, quienes concluyeron el Acuerdo de Oslo, un intento más por llegar a la Paz en la región.

 
Estas relaciones muy armónicas, fueron bien recibidas después del choque entre George Bush, padre, y el Primer Ministro Isaac Shamir, a finales de 1980. Según Fleshler, este choque tuvo consecuencias muy serias en Israel. El Gobierno de Shamir se colapsó y, también, fue un desastre para AIPAC, que se negó a luchar. Ya que no quería estar en medio de la confrontación entre dos gobiernos, recientemente electos.

 
La misión de AIPAC es la de prevenir, precisamente, cualquier diferencia entre Israel y Estados Unidos. Actualmente, Estados Unidos es precedido por una figura totalmente nueva, Barak Obama, quien apenas empieza a desarrollar su política. Y, el Primer Ministro, Netanyahu, quien convenció al electorado de que aprendió de los errores del pasado, cuando cayó su gobierno en 1999.

 
En la Conferencia Anual se vio en la necesidad de conciliar la política de ambas instancias, ya que Obama está extendiendo la mano a Irán, mientras que Netanyahu cree que se está perdiendo el tiempo. Tiempo que permitiría a Irán obtener armamento nuclear.

 
Asimismo, se encuentra la falta de apoyo de Netanyahu al proyecto de dos Estados: uno israelí y otro palestino. Existe siempre una preocupación acerca de la dirección que puede asumir un nuevo presidente. ¿Cuál podría ser? Nos concierne a nosotros, ya que el apoyo a Israel se encuentra en nuestros genes, declaró Kenneth Stein, uno de los conferencistas.

 
Otra preocupación, son los cargos de espionaje contra dos miembros de AIPAC, que fueron despedidos de su empleo, por haber trasmitido información sensible a sus colegas, periodistas y diplomáticos israelíes. Posteriormente, fueron absueltos de sus cargos.

 
Durante la conferencia el republicano Gingrich, levantó el fantasma de un Irán Nuclear. No obstante, Howard Berman, Líder del Comité de Relaciones Exteriores, dio la espalda a esta iniciativa y otorgó su apoyo a la política pacifista del presidente Obama.

 
Por su parte, el Vicepresidente Baiden, expresó si tenemos diferentes puntos de vista sobre Irán y sobre un Estado Palestino, sin embargo, la única solución viable es tener un Estado Palestino que esté en Paz y que conviva, en esos términos, con el Estado de Israel. Y, esta es la única oportunidad histórica de lograr que Estados Unidos intervenga para que haya un acuerdo de Paz entre los dos pueblos: el israelí y el palestino.

 
Se debe comentar que, Obama fue electo de manera abrumadora por parte de la Comunidad Judía y que los judíos en Estados Unidos no son ente monolítico y que muchos apoyan la iniciativa de Obama, como los Americanos para Paz Ahora. Quienes mandaron 20 mil cartas al presidente a fin de apoyarlo en su iniciativa para el Medio Oriente.

 
Y, mientras que el Presidente sea una figura tan popular, AIPAC y ninguna organización podría ir en su contra sin ser criticada. Aún más, en las Universidades la Unión del Sionismo Progresivo, ha ofrecido una nueva opción para los estudiantes judíos en las universidades: ser pro-israelíes, sin identificarse con la ocupación. Este movimiento, atrajo alrededor de 100 mil adeptos, durante el primer año. Si el presidente puede resolver el problema de los palestinos israelíes. Podría tal vez, enfrentar en el segundo año, el problema iraní.

 
Si un presidente americano dice algo, en el mejor interés de los Estados Unidos e Israel, AIPAC, no tendría más remedio que apoyar al presidente sobre los intereses israelíes.

 
Sólo después de que los líderes de Estados Unidos e Israel hablen cara a cara, sin intermediarios, y hablando claramente sobre sus planes, sabremos que es lo que va a pasar. Pero, AIPAC piensa que este gobierno está comprometido a crear fuertes lazos con Israel y usarlos para llegar a un Proceso de Paz y Seguridad para el Pueblo de Israel.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal