El último reino judío en el exilio P.III - Copiar - Intelecto Hebreo

Son las:
01/08/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El último reino judío en el exilio P.III - Copiar

Condensados

Por: Julio Algazi Maya

Cinco largos años transcurrieron. Para cuando llegó la respuesta, el Reino de los Jázaros estaba desmoronándose. Grandes fuerzas provenientes de Rusia, comandadas por el gran Duque Sviaftoslav, invadieron los territorios jázaros, arrasaron a su capital Itil y el último reino jázaro sobrevivió por otros 50 años más a los embates combinados de Rusia y Bizancio, hasta que se desvanece en la obscuridad de la historia allá por el año 1079.


De José, Rey de los Jázaros, a Jasdai ibn Shaprut, (Itil, Jazarina, año 965)
El Rey da respuesta a varias preguntas que Ibn Shaprut le hizo en su carta al fin entregada, usando un estilo propio de la época colmado de reverencias y cortesías. A continuación extractamos las partes más importantes.
"En tu epístola nos preguntas también de qué pueblo, de qué familia y de qué tribu somos. Sabe que descendemos de Jafet, por su hijo Togarma. En los libros genealógicos de nuestro padre hemos hallado que Togarma tuvo 10 hijos, cuyos nombres son estos: Agijoe, Tiro, Ouvar, Ugín, Bisal, Zarna, Cusar, Sanar, Balgad y Savir. Nosotros descendemos de Cusar, del que está escrito que en su tiempo nuestros padres eran pocos en su número".
Continúa José con una cronología bastante extensa y las condiciones que prevalecieron en diferentes épocas. En casi todas citan la benevolencia divina hacia los jázaros. En particular habla del Rey Bulan, quien dio grandeza al reino y dado a su condición religiosa hizo varias obras destinadas a honrar al Todo Poderoso. Entre otras construyó un Tabernáculo, un Arca, un Candelabro, la Mesa, el Altar y los Vasos Sagra
"Cuando se hubieron realizado todas estas cosas, su fama corrió por toda la tierra, de manera que por este motivo los soberanos bizantinos y mahometanos le mandaron enviados especiales con grandes riquezas y muchos presentes, juntacon algunos de sus sabios con el fin de convertirle a su propia religión. Pero el Rey, siendo prudente, mandó llamar a un doctor israeJuntó a los seguidores de las distintas relipara que pudieran entrar en discusión de sus respectivas doctrinas. Sin embargo, cada uno de ellos rebatió las razones de sus oponentes, de manera que no podrían llegar a un acuerdo. Cuando el Rey vio esto, les habló así a los sacercristianos y mahometanos: Volved a vuescasas, que yo mandaré por vosotros otra vez en el tercer día.
Al día siguiente mandó llamar al sacerdote cristiano y le dijo: sé que el que gobierna a los cristianos es más grande que los demás y que su religión es excelente, y vuestra religión no me desagrada, pero te pido que me digas la verdad: ¿cuál es mejor, la de los israelitas o la de los mahometanos?
El sacerdote le contestó: - ¡Que mi señor el Rey prospere siempre! sabe que no hay religión verdadera en todo el mundo que se compare con la religión de los israelitas, pues Dios eligió, de entre todos los pueblos a Israel, lo llamó su hijo primogénito, llevó a cabo entre ellos milagros y signos, los sacó de la esclavitud del Faraón y les hizo atravesar el mar por tierra enjuta, ahogó a sus enemigos en el mar, hizo llover el maná sobre sus cabezas, hizo brotar para ellos agua de la roca, les dio la Ley en medio de llamas, les asignó la posesión de la tierra de Canaán y construyó para ellos un santuario para así poder morar entre ellos. Pero, después que hubieron pecado contra El, se encolerizó y los arrojó lejos de su faz, dispersánpor todas las regiones de la tierra. A no ser por eso, no habría religión en el mundo como la religión de los israelitas. El Rey le contestó: Hasta aquí me has dado tu opinión; sabe que por ello, te honraré.

El segundo día el Rey envió a buscar el cadi mahometano, al que también consultó y al que le dijo: Dime la verdad, ¿cuál es la diferencia entre la religión de los israelitas y la de los edomitas, cuál de ellas es la mejor? El cadi contesó y le dijo: -La religión de los israelitas es la mejor, y es verdad toda ella. Tienen la Ley de Dios, estatutos justos y juicios también justos; pero como pecaron y obraron perversamente haEl, El se enojó con ellos y los entregó en manos de sus enemigos. ¿Cuál es la religión de los cristianos? Comen todas las cosas impuras y se inclinan ante obras de sus manos-. El Rey le contestó: Me has dicho la verdad y por ello, te honraré.
Al día siguiente, habiendo reunido a todos sus príncipes y ministros y la totalidad de su pueblo, les dijo: Os pido que escojáis para mi la religión mejor y más verdadera. Todos se pusiea hablar sin llegar empero, a ningún resultado. Tras de los cuales el Rey le dijo al sacerdote cristiano: De las religiones de israelitas y maho¿cuál hay que preferir?. El sacerdote cristiano respondióle: La religión de los israelitas. Entonces le preguntó al cadi mahometano: ¿La mejor religión es la de los israelitas y la de los cristianos? El cadi contestó: La religión de los israelitas es preferible. Tras de lo cual el Rey dijo: Los dos confesáis que la religión de los israelitas es la mejor y más verdadera, por lo que elijo la religión de los israelitas, que es la de Abraham. Que Dios Todopoderoso asista mis propósitos, el oro y la plata que vosotros me prometéis, El puede dármelos sin fatigas; ahora volved en paz a vuestierra.
Relata José a raíz de ese pasaje que deó la situación religiosa del pueblo jázaro. Bulan mandó buscar y llamó a ciertos sabios de Israel para que le explicaran las leyes y precepcontinúa con la cronología de Reyes y las obras que ellos hicieron hacia el Todopoderoso como la construcción de sinagogas y colegios. Posteriormente contesta las preguntas que Ibn Shaprut hizo referente a la extensión de la tierra jázara, colindancias con otros países y situaciogeográficas de la misma, además las relacioque su reino tenía con los reinos vecinos y también comenta ciertas costumbres que su pueha adquirido en las diferentes estaciones del año, dado al clima extremoso de esa región.
José termina su extensa misiva con buenos deseos para el monarca de la tierra donde mora Ibn Shaprut, expresa su agradecimiento infinito y el deseo de que en algún tiempo se puedan conoél y Shaprut, concluyendo con lo siguiente:
"He aquí que hago saber a mi Señor que el nombre de nuestra tierra, tal como lo encontramos en los libros, es Arcano y el nombre de la ciudad real es Jazar, y el nombre del río es Atel; está al sur del mar que viene de... a través del cual tus mensajeros llegaron de Constantinopla y creo que empieza en el mar Grande".

Siglos después, la carta de José sería fuente de inspiración para que Yehuda Halevy, incomparable sefaradí, preclaro médico y filósofo, pero ante todo poeta, legara a la humanidad su monumental obra "El Cuzari", que aún en nuesdías es considerada como joya incomparable del pensamiento filosófico, religioso del hombre. En su introducción en "El Cuzari" dice así el poeta:
"...Me acordé de lo que había oído en las razones del sabio, que tuvo con el Rey Cusar, el cual tomó la religión judaica hará hoy cerca de 400 años, como se hace mención y se sabe de sus crónicas".
Otro fragmento de un mensaje jázaro, descubierto entre los manuscritos de la gueniza (depósito de libros y documentos) de la vieja sinagoga de El Cairo, confirma, con algunas excepciones, la veracidad de los datos proporciopor el Rey José a Jasdai Ibn Shaprut.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal