Burócratas ilustrados - Intelecto Hebreo

Son las:
31/03/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Burócratas ilustrados

Etapa Electónica 1

Burócratas ilustrados


Por: Magdala

La administración pública china fue creada por los emperadores Qin (221-206 a.C.) Los aspirantes eran reclutados por recomendación de los funcionarios locales, sistema utilizado hasta que la dinastía Sui (589-618 d.C.) amplió el sistema de selección introduciendo exámenes centrales para los candidatos a la administración pública. Esta fue ampliada y considerablemente mejorada por los emperadores Song (960-1279 d.C). quienes desarrollaron el sistema escolar estatal y local fundado siglos atrás por la dinastía Han (206 a.C. - 221 d.C.) y establecieron el Jinshi como prueba central para los candidatos.

Imaginemos a estos aspirantes a burócrata impacientes a que diese comienzo el examen. Contemplaban el imponente palacio imperial en Lin'an (actual Hangzhou en el sur de China); luego se miraban entre sí, conscientes de que eran la quintaesencia de los miles de opositores que se habían presentado a los exámenes para ingresar en la administración pública china. Después de una primera prueba en su localidad natal y otra llevada a cabo en la capital de su provincia, los candidatos habían llegado por fin al ejercicio definitivo. Los que aprobasen el examen recibirían el ansiado Jinshi, preciado diploma que distinguía a los funcionarios públicos.

Posteriormente los estudiantes forman una multitud expectante ante las puertas del palacio imperial donde un funcionario expondrá los nombres de los que han aprobado. Muchos aspirantes llevan años aguardando este momento. El precio del triunfo o del fracaso es muy elevado y la presión en consecuencia enorme: sólo uno de cada cien entrará a formar parte de la administración.

En la era Song, gran parte de los candidatos seleccionados sobrepasaban los treinta años y muchos aspirantes probaban suerte una y otra vez -incluso en quince ocasiones- hasta que aprobaban o desistían en su empeño. Los que finalmente fracasaban solían hacerse maestros, dedicándose a preparar a otros para el durísimo examen. Los examinados debían demostrar sus conocimientos sobre la obra de Confucio (gran filósofo chino del siglo V a.C.) y los escritos de sus discípulos, pues el dominio de la literatura confuciana distinguía a los buenos ciudadanos.

Los Song elaboraron también un complejo sistema para eliminar el favoritismo y la corrupción en los exámenes. Cada prueba, que no llevaba el nombre del estudiante, era leída por tres examinadores. Así los cambios introducidos abrieron el camino del funcionariado a un nuevo tipo de burócrata reclutado sólo por su talento; los occidentales llamaron "mandarines" a estos funcionarios de élite, aludiendo al dialecto mandarín que hablaban y escribían.

En algunas ocasiones se recibían quejas de que los exámenes no evaluaban la habilidad práctica, pero lejos de simplificarse, los ejercicios se hicieron más formales. Bajo la dinastía Ming (1368-1644), los candidatos tenían que redactar el baguwen (ensayo de ocho pies), en el que había que desarrollar distintas materias en menos de 700 caracteres. La redacción tenía que seguir una estructura fija con introducción, desarrollo y conclusión.

El modelo administrativo chino fue copiado por algunos países occidentales en el siglo XIX.

Yo me pregunto ¿qué pasaría si en nuestro país se practicara a los burócratas exámenes sobre preparación académica, cultura y educación?


Regreso al contenido | Regreso al menu principal