Artrosis o artritis - Intelecto Hebreo

Son las:
03/05/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Artrosis o artritis

Etapa Electónica 1
Artrosis o artritis
 
Por: Bertha Hoffman
 
La artritis es una enfermedad que es causada por el desgaste del cartílago de las articulaciones, dando como resultado dolor, entumecimiento e inflamación. Este padecimiento es uno de los más viejos y más comunes del hombre. Esta enfermedad puede afectar a cualquier articulación, pero lo más común es que se presente en las caderas, rodillas y la columna vertebral. También afecta las articulaciones de los dedos, la articulación en la base del dedo pulgar y en la del dedo "gordo" del pie. Raramente afecta las muñecas, los codos, los hombros, los tobillos o la mandíbula, excepto cuando ha habido una lesión o estrés.

La tendencia a padecer de artritis aumenta con la edad y afecta tanto a los hombres como a las mujeres. Hasta la edad de 45 años es más común en los hombres, y después de esa edad, es mayor en las mujeres. En las articulaciones tenemos un material firme de consistencia ahulado llamado cartílago, el cual cubre la terminal de cada hueso. El cartílago proporciona una superficie suave y resbalosa que permite el movimiento de las articulaciones y actúa como amortiguador o absorbedor de golpes entre los huesos.

El desgaste del tejido de la articulación que causa la artrosis se va presentando por etapas y todas causan dolor con y/o sin movimiento:

1. La superficie del cartílago se ablanda, se pica y se fragmenta. Cuando ésto sucede, el cartílago pierde su elasticidad y está más propenso a dañarse debido al uso excesivo o a un impacto severo.
2. Al pasar el tiempo, grandes porciones del cartílago se gastan completamente, haciendo que ambos extremos de los huesos se rocen. Al suceder este evento, las articulaciones pueden deformarse. Las terminaciones de los huesos se engrasan y forman protuberancias o picos en el lugar preciso donde los ligamentos sujetan a los huesos. (La ingesta de calcio no tiene ninguna conexión con la formación de esas deformaciones).
3. Se pueden formar quistes llenos de líquido cerca de la articulación. Pequeñas partes de hueso o cartílago pueden flotar libremente en el espacio de la articulación.

Generalmente la o las articulaciones duelen más después de haberlas utilizado demasiado o después de un largo período de inactividad. Al principio será difícil la movilización de la zona afectada, pero en términos generales no estarán completamente rígidos. Si uno no mueve la articulación, con el tiempo los músculos que circundan se van debilitando y se empequeñecen. Ya que los músculos debilitados no podrán sostener la articulación, el dolor se intensificará. Es posible que la coordinación y la postura ya no sean tan buenas como solían ser.

Cuando la artritis ataca las caderas es posible que se experimente dolor alrededor de la ingle o dentro del muslo o a su alrededor; puede causar cojera. Cuando es en las rodillas se puede percibir debilidad y dolor al moverlas y sentir como están rozando; puede ser doloroso caminar en una pendiente o al bajar las escaleras o al pararse de una silla; es muy importante movilizar o hacer ejercicio con las piernas para evitar que los músculos se atrofien.

Si la artrosis ataca a los dedos pueden aparecer protuberancias en las articulaciones; también es posible que de repente la o las zonas enrojezcan, se inflamen, se sensibilicen demasiado y duelan; a pesar de ésto y del dolor, las manos seguirán cumpliendo bastante bien con sus funciones. Se puede percibir dolor y estar muy sensible la articulación de la base del dedo gordo del pie; los zapatos apretados y los tacones altos empeoran el padecimiento. Cuando la artritis se presenta en la columna vertebral se pudieran destruir los discos, presionar los nervios y sentir entumecimiento y dolor en el cuello y la espalda. Hay dolor en la base de la cabeza o en el cuello, en la zona lumbar, o en las piernas; y tal vez también se perciba debilidad y adormecimiento en todas las extremidades.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal