Alcanyís, Fundador de la Escuela de Valencia - Intelecto Hebreo

Son las:
03/05/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Alcanyís, Fundador de la Escuela de Valencia

Etapa Electónica 1
 
Alcanyís, Fundador de la Escuela de
 
Cirugía de Valencia.
 
 
Por: Zvi Avigdor, New York, E.U.
 
Al este de España, en la provincia de Valencia, se encuentra la ciudad de Játiva (Xátiva en valenciano). Históricamente, Játiva fue una de las poblaciones más importantes del Reino de Valencia y allí nació un titán de la medicina que actualmente es casi desconocido. Como veremos, este individuo fue primordial para el progreso de la medicina académica española del Renacimiento, pero se distinguió también por sus talentos poéticos, siendo autor del primer libro de carácter literario impreso en España. Hoy día su ciudad natal lo homenajea al haber nombrado un hospital en su recuerdo.
 
Se trata de Lluís Alcanyís (1440-1506) quien fue producto de un hogar judío, siendo su padre un notario. En 1467, teniendo ya un notable prestigio como médico, se traslada a la ciudad de Valencia (en la misma provincia) donde se incorpora a la vida social y cultural, resaltando por su interés en las letras, al participar en el certamen poético de 1474.
 
Allí también sobresalió como clínico y mentor de medicina, fundando, en el año de 1478, la Escuela de Cirugía de Valencia. Un año después, publica la obra de versos Les Obres O Trotes Davall Scrites Les Quals Tracten De La Sacratíssima Verge Maria, como mencionamos, el primer libro literario impreso en España, cuya única copia conservada se guarda en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Valencia.
 
El Dr. Alcanyís fue asimismo el autor del primer libro original de medicina escrito en Valencia: Regiment Preservatiu E Curatiu De La Pestilència (1490, figura), inspirado en la epidemia que azotó su ciudad en el invierno de 1489. La obra describe los síntomas de la peste, sus causas y tratamiento según las teorías de la época. Aporta consejos hasta entonces inéditos sobre higiene personal y se caracteriza por remedios y fórmulas para combatir diversas aflicciones, así como numerosos consejos culinarios.
 
Fueron sus esfuerzos los que condujeron a que se autorizara la disección de cadáveres humanos, un tabú en ese entonces en la mayoría de las facultades de medicina españolas. La escuela creada por Alcanyís resultó en una institución de vanguardia de la Europa de la época y en 1499, al nacer la Universidad de Valencia ("Universitat de Valencia Estudi General"), Alcanyís fue quien medió para que se incorporara su escuela a ésta. Al lograrlo dos años después, Lluís se unió al cuerpo académico como primer catedrático de Medicina y Cirugía de la Universidad de Valencia, ocupando hasta 1504 la Cátedra De Principiis.
 
La fama de Lluís como médico y como organizador de estudios de medicina, fue notada por el Papa Alejandro VI, quien a través de una bula pontificia había ya dado luz verde para la creación del "Estudi General”. El Papa, por ser también setabense (oriundo de Játiva), hizo notar su empeño en felicitar personalmente a nuestro personaje por sus iniciativas en lo referente a la primera cátedra de Medicina y la creación del "Estudi General".
 
Habiéndose Lluís Alcanyís convertido al cristianismo, evitó ser expulsado de España en 1492. Pero once años después fue acusado de "judaizante" y, por lo tanto, de "malhechor". A pesar de su vasta reputación intelectual y de su posición en la sociedad, el converso Alcanyís no pudo liberarse de la agresiva persecución inquisitorial, apoyada por una reina Isabel particularmente perseverante en la caza y exterminio de los cripto-judíos. Isabel I de Castilla, quien fundó la Inquisición Española en 1478, expulsó a los judíos en 1492, e introdujo la censura para la imprenta en 1502, toma un papel personal en el martirio de nuestro protagonista. El médico valenciano fue encarcelado, cayendo en ruina física y moral a causa de casi tres años de prisión y tormento, llegando a delatar a su propia esposa, acción que algunos historiadores ponen en duda por haber sido torturado. Terminó -por indicación expresa de la reina Isabel La Católica- muriendo en la hoguera, en compañía de dos mujeres y tres hombres más, el 6 de noviembre de 1506.
 
En 2006, al cumplirse 500 años de su muerte, se plantó en el Jardín Botánico de Valencia un algarrobo en su memoria. El árbol fue escogido, señaló el rector de la Universidad de Valencia Francisco Tomás, durante solemne ceremonia, como símbolo de "humildad y resistencia".


 
Alcanyís; trágica historia de un pionero
cuyas aportaciones son hoy aún palpables en la medicina española.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal